Su primera cita sobre amor fue en Charleston